Son las 6pm…¿Qué hago, lo duermo ahora una siesta o espero, “se la estiro" y lo acuesto después para la noche?

¿Cuántas veces te preguntaste esto?

Esta es una pregunta muy habitual que suelen hacerme.

La respuesta no es determinante ni exactamente igual para todos los bebés/niños, pero me gustaría darles algunos márgenes.

En los primeros 3 meses de vida, cuando aún no ha madurado el ritmo biológico del bebé (su ciclo circadiano), no esperaremos un patrón de siestas, y la hora de dormir por la noche suele ser tardía. Con lo cual una siestita tarde no afectará su sueño nocturno.

Entre los 4 y 5 meses el ciclo circadiano está más maduro y de a poco el horario de dormir por la noche se va adelantando. A partir de este momento, deberíamos estar más atentos al horario de la última siestita del día. (De todos modos el ciclo circadiano de los bebés, o su llamado “reloj interno”, no terminará de madurar hasta aproximadamente sus 6 meses de vida).

Les dejo a continuación una guía estimada de horarios “tope” para que termine esa última siesta del día, tengan en cuenta que es una referencia, pero hay otros factores que también afectarán, como en nivel de actividad que tuvo el bebé/niño durante el día, si se salteó siestas o no, y la calidad de las siestas anteriores.

Edad         
  • 4-5 meses : 18/19hs
  • 6- 7 meses:   17/18hs
  • 8- 9 meses: 17hs
  • 10-14 meses (con 2 siestas):  15.30/16:30hs
  • 15- 20 meses: 15/15:30hs 
  • 20 meses- 2.5 años: 15hs
  • Mayores a 2.5 años: varía según la tolerancia que tenga cada niño, pero suele ser mejor que la única siesta termine antes de las 14:30hs

Espero que esta info te haya resultado útil. Recordá que nunca será beneficioso para tu bebé “estirarle” su horario de ir a dormir por la noche. Con lo cual si no lograste esa última siesta del día, la mejor medida a aplicar es adelantar la hora de dormir.

×