Esta es una de las preocupaciones más frecuentes de las mamás de bebés menores de 6 meses. 

Quiero que entiendas algo: es absolutamente normal y esperable que las siestas duren entre 20 minutos y 2 horas hasta los 6 meses (aproximadamente) y recién a partir de esa edad las siestas empiezan a consolidarse poco a poco (siendo la primera del día la primera en consolidarse). También es importante saber que en términos de desarrollo primero se consolida el sueño nocturno y luego la siestas. 

Pero qué podes hacer mientras tanto?

✔️Aunque no puedas controlar la duración de las siestas, podes ayudar ofreciéndolas en los momentos oportunos: estar atenta a las señales de sueño que tu bebé te muestre y a no superar su ventana de sueño (la ventana de sueño es el tiempo máximo que tu bebé debería permanecer despierto, a partir de ese tiempo comienza a sobrecansarse, lo que dificultará más aún que se duerma. En menores de 3 meses la ventana de sueño es de entre 45 y 90 minutos). 

✔️Si hace una siesta corta, y cuando se despierta está fastidioso y parece que todavía tiene sueño, intenta dormirlo de vuelta (en brazos, o como prefieras) quizás lo logres y la extendes un poquito más. 

✔️No abuses de la sobreestimulación (estar pasando de brazo en brazo de distintas personas, demasiados juguetes con colores, luces y sonidos, exceso de información que no pueden procesar) ya que puede dificultar que se relaje para dormir.

✔️ Las siestas de la última parte del día son las más difíciles, dormirlo en fular puede ayudarte mucho.

✔️Los bebés menores a 3 meses necesitan muchísimo contacto físico. Dáselo.

Por último, no te estreses, disfruta este momento que es único y pasa muy rápido!  ️

Share This