Cuando tu bebé comienza a mostrar señales de cambios en su sueño, es el momento ideal para adaptarse y apoyar su desarrollo. Acá te contamos cómo identificar este primer hito, que se da entre las semanas 6 y ocho, y te dejamos algunos consejos prácticos para establecer hábitos de sueño positivos desde el principio.

Señales del primer hito del sueño:

Sonrisa social: esta es una señal clave para darte cuenta de que tu bebé está dando los primeros pasos hacia un sueño más consciente.

La vas a reconocer porque no es la sonrisa arcaica e involuntaria que hacía antes de los 6-8 meses, sino que es una sonrisa voluntaria (te vas a enamorar un poquito más cuando la veas, estás avisada/o).

Irritabilidad durante la tarde-noche: El bebé va a estar más molesto, más irritable y con más llantos entre la tarde y la noche. ¡Tranquila/o! Esto mejora más adelante, así que no te preocupes, es solo una etapa más.

Desaparece la confusión día-noche: esa confusión que vivió en las primeras semanas, acá comienza a desaparecer, así que vas a tener que ir corriendo el horario de dormir más temprano.

La duración del sueño es de entre 15.5 a 17 horas diarias, de la cuales 8.5 a 10 horas son del sueño nocturno. De a poco, la secreción de la melanina aumenta (ayuda a establecer patrones de sueño y de vigilia) y el ciclo circadiano comienza a madurar (el ritmo biológico interno que regula procesos fisiológicos, el sueño es uno de ellos).

Consejos prácticos para implementar en el primer hito

  • Mantener aproximadamente 1.5 horas despierto a tu bebé antes de la siguiente siesta o sueño nocturno.
  • Acostalo/a poco a poco más temprano, hasta lograr que se duerma entre las 9 y las 10 p.m.
  • Las siestas que sean con oscuridad total (antes podía dormir en cualquier lado y con luz natural, pero por la maduración del ciclo circadiano, esto comienza a cambiar). Podés leer más sobre siestas en este artículo y en este otro
  • Durante la noche, eliminá cualquier tipo de estimulación fuerte y sin luces artificiales, que haya oscuridad total.
  • En los momentos de vigilia, llevá a tu bebé a lugares con luz natural y aire fresco para ayudar en la regulación de su ritmo biológico interno.

Comprender estos primeros signos de cambio en el sueño de tu bebé te va a permitir establecer una base sólida para un descanso saludable. Seguí estos consejos y si querés más consejos, herramientas e información de los primeros meses de vida de tu bebe, tenemos el curso ideal para vos. 

×