Ya sé que vas a pensar que esto nunca termina.

En realidad lo que quiero explicarles es que las regresiones en el sueño tienen una conexión directa con avances a nivel motriz y/o cognitivo y que todos estos cambios forman parte del desarrollo normal de un bebé.

  • Enfermedades, viajes, mudanzas, dentición, todos estos factores también pueden generar disrupciones en el descanso de tu bebé.
  • Las regresiones en el sueño en general duran algunos días o semanas.

No todos los bebés pasan por esta etapa o los que si la pasan no lo hacen con la misma intensidad, recuerden que cada niño es único, pero estas son algunas posibles señales:

Dificultad para dormir siestas (pueden volverse cortas o negarse a dormirlas cuando venían durmiéndolas bien).

  • Más irritable y demandante.
  • Cambios en el apetito.
  • Más despertares nocturnos.

Alrededor de los 12 meses es probable que tu bebé ya tenga movilidad (gatee, se sostenga parado o incluso ya esté dando sus primeros pasos) y que esté diciendo (o por decir) sus primeras palabras.

Tu bebé está intentando consolidar estas nuevas habilidades!

Les resumo esta etapa con esta frase: el mundo es demasiado interesante como para dormir.

Consejos:

  • Ayúdalo/motívalo a practicar sus nuevas habilidades en el día (no durante la madrugada claramente)
  • No les recomendaría transición a una sola siesta: a esta edad la mayoría de los bebés todavía necesitan sus 2 siestas.
  • Si podes trata de mantenerte consistente en los hábitos de sueño que vos hayas incorporado.
  • Se flexible con los horarios: es probable que sus siestas sean más cortas o que incluso saltee alguna. Esos días tene la flexibilidad de acostarlo más temprano.
  • Como siempre digo: Paciencia. Es una etapa y pasará. Apelen siempre al sentido común, a entender a sus bebés ya que solo ustedes saben que es lo mejor para ellos.

Share This