Entre las 12 y 16 semanas de vida, nos encontramos en el segundo hito del sueño, un momento en el que hay que estar atentos/as porque los patrones de sueño están cambiando y es clave conocerlo para acompañar el desarrollo de tu bebé. Con la comprensión adecuada y las estrategias correctas, podemos establecer hábitos de sueño saludables.

¿Qué podemos esperar durante el segundo hito del sueño?

Durante este período, comenzamos a ver una extensión gradual del sueño nocturno de nuestros bebés. Es importante destacar que esto no significa necesariamente que dormirán toda la noche de un tirón, pero sí veremos un progreso en esa dirección. También observaremos el desarrollo de un patrón incipiente de siestas durante el día. Estas siestas pueden variar en duración y pueden ser inconsistentes al principio. La primera siesta de la mañana tiende a ser la más consistente y representará una extensión del sueño nocturno.

Características del segundo hito del sueño:

  • Extensión del sueño nocturno: en general, el sueño nocturno empieza a ser más prolongado. Las tomas nocturnas siguen estando, pueden ser entre 2 y 3.
  • Patrón de siestas: de a poquito se empieza a notar un patrón, no van a tener dos días iguales, pueden ser siestas de media hora, de una hora y media… La siesta de la mañana es la primera en consolidarse.
  • Ventanas de sueño: la primera ventana es la más corta, no es raro que, aunque se haya despertado hace un rato, ya le agarre sueño de nuevo. Es parte del proceso del ajuste del ritmo de sueño. Esta primera siesta representaría una extensión del sueño nocturno.

Estrategias para enfrentarlo:

  • Ajuste de horarios: es recomendable acostar al bebé más temprano, idealmente entre las 8 y 8.30 pm. Esto puede ayudar a aprovechar su ciclo de sueño natural y brindarle un mejor descanso.
  • Ambiente propicio para dormir: esto es importante en todas las etapas de sueño, hay que mantener un ambiente tranquilo y relajado para facilitar el sueño y cuidarlo. Acá podés leer más sobre este tema
  • Ser flexible: es muy importante siempre recordar que cada bebé es único y puede tener necesidades individuales en cuanto al sueño. Aprender a ser flexible y paciente en sus procesos es necesario para establecer hábitos de sueño saludables a largo plazo. ¡Conocé sus señales para poder entenderlo y amoldarte a él/ella!

El segundo hito del sueño entre las 12 y 16 semanas de vida de un bebé es un nuevo desafío para la familia, por eso siempre recordá tratarlo (y tratarte) con comprensión y paciencia, que todo es un proceso hermoso, no te olvides de disfrutarlo. Cada bebé es único, así que cada recomendación también lo será, si sentís que necesitás guía en sus procesos, ¡acá estamos!

×