¿Cuántas veces te preguntaste por qué tu bebé se despierta de noche?

Haces cálculos matemáticos, teorías, hipótesis varias…
Déjame decirte que el sueño de los niños es complejo. ¡Es un gran rompecabezas!
Los despertares nocturnos pueden disminuir o eliminarse, según la edad, creando hábitos de sueño saludables, (siempre y cuando no haya razones médicas que los causen). Pero también hay algunos despertares que me gusta llamarlos “evitables”. Es decir, son esos despertares que quizás nosotros podemos evitar aplicando algunas medidas preventivas.
Aclaración: por supuesto que la edad tiene incidencia en la frecuencia de los despertares nocturnos. Durante los primeros meses de vida los bebés necesitan alimentarse frecuentemente.
A continuación, te comparto mi lista de las razones más comunes por las cuales los niños despiertan durante la noche, y que podemos evitar:
  • Sobrecansancio: Este es el enemigo número 1 del sueño. Si tu hijo durmió menos siestas de las que necesitaba durante el día, esto puede tener incidencia en sus despertares nocturnos. Cuando los niños no descansan lo suficiente durante el día, el cuerpo segrega como respuesta cortisol, la famosa “hormona del stress”. Estos niveles de cortisol le dificultan poder mantener un sueño tranquilo durante la noche y favorecen los despertares nocturnos.
  • Una temperatura incómoda: se recomienda una habitación fresca para dormir (los expertos hablan de alrededor de 20 a 22 grados C). Se duerme mejor con una temperatura fresca, el calor dificulta llegar a etapas profundas de sueño.
  • Sonidos ambientales: ¿ronquidos? vecinos? hermanitos? todo esto podemos camuflar con un sonido blanco y suave de fondo.
  • Hora de dormir inadecuada: es importante alinearse con el ritmo biológico de los niños y aprovechar la “ola de melatonina” que su cuerpo segrega entre las 19 y 21hs (a partir de los 5 meses aprox). Una hora de dormir demasiado tardía para tu hijo/a puede generar que despierte aún más de noche.
×