Sueño del bebé: ¿Esperar es la solución?

11 Abr, 2024

Muchas veces leo comentarios de mamás muy cansadas debido al sueño del bebé que en general, reciben la respuesta más común que es “ hay que tener paciencia, tu bebé ya dormirá mejor”.

Esto me recuerda una frase que me encanta: "A veces esperar no es la solución".

Sí, por supuesto que el sueño de los bebés forma parte de un proceso evolutivo y que, eventualmente, terminarán durmiendo toda la noche (en realidad es un decir, porque los adultos tampoco dormimos “de corrido”, todos tenemos despertares parciales entre ciclos de sueño), pero también considero que la información es conocimiento y, cuanto más informadas estemos, podemos siempre aplicar ciertos puntos para mejorar el sueño del bebé.

Importancia del sueño del bebé

Todos sabemos la importancia que tiene el sueño para los bebés, lo necesitan para crecer, desarrollarse, tener un sistema inmune más fuerte, regular su apetito, consolidar su memoria y nuevos aprendizajes, entre otras cosas. Y si el bebé duerme, nosotras descansamos y somos mamás más disponibles y con más paciencia para ellos.

Mejorar el sueño de tu bebé no es sinónimo de dejarlo llorar solo ni obligarlo a dormir. Tampoco someterlo a rutinas estrictas con horarios fijos.

Mejorar su sueño puede ser simplemente estar en sintonía con sus señales de sueño y “enganchar” su ola natural de sueño para ayudarlo a dormir regularmente (las siestas que necesite, según su edad).

Es también evitar mantenerlo despierto hasta altas horas de la noche con el objetivo de “cansarlo” para que duerma más horas de noche o se despierte más tarde (logrando en contrapartida batallas para dormir y/o bebés irritables y nerviosos en la noche).

Es generarle un ambiente conductor de sueño (oscuro para favorecer la producción de melatonina, fresco, ventilado, libre de estímulos… Obviamente con la excepción de las siestas sagradas haciéndolas en cualquier lado cuando salimos).

Puede ser tan simple como evitar juegos excitantes y exponerlo a pantallas en la hora previa a dormir (estudios demuestran que esa exposición retrasa la producción de melatonina).

Es recrear todas las noches una rutina nocturna calma, relajante y predecible para él, y de paso conectarse con mimos y abrazos antes de ir a dormir.

Que no opinen los demás sobre el sueño del bebé

No hay asociación “mala” de sueño si para vos no lo es. Si tu bebé se duerme con el pecho y esto para vos no es un problema, ¡entonces no lo es! No importa lo que opinen los demás. Como también si llegara el momento en el cual querés cambiar algo que antes no era un problema y ahora sí.

En definitiva, hay mucho que nosotros como familia podemos hacer para acompañarlo y mejorarlo, porque hay que recordar que mejorar el descanso de nuestros hijos es mejorar el bienestar de la familia entera.

Implica trabajo, claro, pero es una inversión de tiempo y esfuerzo que vale enormemente la pena.

Y, ¿quién sale ganando en esta ecuación? TODOS.

Sabemos que es difícil, así que siempre que necesites ayuda en el proceso o un empujoncito para seguir, escribinos, ¡acá estamos para ayudarte!

Cursos online

de Lucila Pistiner

Desde el año 2020 más de 13.000 familias aprendieron a mejorar el sueño de sus hijos con mis cursos.

Cursos Online del equipo de Lucila Pistiner
×